San Cristóbal nació e Sidón o Tiro en la primera mitad del siglo III d.C. y su muerte se produjo entre el 249 y el 251 d.C. durante la persecución de Decio.

Vida del Santo

Según cuenta la tradición era hijo de un rey cananeo y antes de abrazar el cristianismo se llamaba Relicto, ya destacaba por su estatura y porte, y, como no podía ser de otra manera, durante su juventud puso su espada al servicio de Gordiano, emperador romano. Sin embargo nuestro venerado San Cristóbal, siempre buscó ponerse al servicio del Rey más grande de la tierra. Ese Rey que con anhelo buscaba, lo encontró cuando oyó hablar de Jesucristo, fue un ermitaño quien le instruyo y le indico que usase su estatura para servir a Dios y a los demás. Se cree que su conversión se produjo en la región de Licia y allí es donde empezó a transportar viajeros para que vadeasen el rio.

Así hasta que llegó el día en que vio a un niño en la orilla y,  al apróximarse para preguntarle en qué podía servirle, el niño le pidió que le pasase a la otra orilla. Al cogerlo al hombro sintió un gran peso y al preguntar a ese niño el motivo de verse flaqueando, aquél niño le contestó que por fin había encontrado a aquél Señor que tan anhelaba y que sobre sus hombros había portado no sólo a un niño sino a Jesucristo. Desde entonces se llamó Cristóbal que significa “portador de Cristo”. El niño le prometió que el báculo que portaba en la mano florecería y se llenaría de frutos y así sucedió. Este es el origen de la palmera con la que se representa al Santo en muchos lugares. Tras este episodio Cristóbal fue bautizado por el Patriarca Babilas en su basílica de Antioquia.

Tiempo después salió un edicto del emperador Decio obligando a hacer sacrificios a los dioses paganos y persiguiendo a los cristianos que se negasen a ello. Dagón prefecto de Licia cumpliendo aquél decreto detuvo, entre otros muchos, a San Cristóbal. Detenido, interrogado en una época como aquélla, fue sometido a multitud de tormentos: flagelación con varillas de hierro, casco de hierro al rojo vivo sobre la cabeza y por fin la parrilla que no quemo su cuerpo .Como ultimo recurso fue asaetado sin resultado por lo que se le cortó la cabeza no sin haber obrado un milagro sobre el propio prefecto que se convertiría al cristianismo.

Desde antiguo es patrón de los caminantes así alcanzamos la explicación lógica del patronazgo actual sobre los automovilistas.

Celebración en Lomas

Su festividad tradicionalmente se celebra el 10 de Julio, aunque antiguamente tenía lugar el 25 de Julio. En nuestro pueblo esperamos al tercer domingo de septiembre siguiendo la fiel costumbre legada por nuestros antepasados y, existe gran devoción a su culto como demuestra la Cofradía del mismo nombre y el ánimo con el que acuden los Hermanos cofrades, generación tras generación, a portar sobre sus hombros la talla del Santo.

Existen en Lomas dos tallas de madera policromada que representan a San Cristóbal y a las que dirigimos nuestras oraciones a lo largo del año. En 2009 se ha restaurado la más antigua, con la colaboración del Obispado de la Diócesis de Palencia y de los vecinos de la localidad.

Galería fotográfica